Ceremonia en el jardín salvaje. Desmesura.

00800140

Pierre Bonnard. El jardín.

Todo era desmesura en el jardín de mi infancia, los tallos de las margaritas, que en islotes salpican la hierba, el vuelo del columpio entre flores de manzano, el ladrido de un perro detrás de la tapia, la languidez malva de los lilos, perfume respirado, inspirado, respirado hasta evaporarse dentro y fuera, fuera, inmensamente fuera, mosaico de luz sombreado de hojas sobre mi rostro tendido, peonza loca que gira y gira hasta perder el aliento, minúscula gota de saliva, rocío en suspenso sobre la punta de una rama, divina incandescencia de una flor de camelia, cuyo impacto, sordo, sobre la tierra, fecunda mi retina.

 

Todo es ceremonia en el jardín salvaje de la infancia. Neruda.

 

20 pensamientos en “Ceremonia en el jardín salvaje. Desmesura.

  1. Y tus palabras fecundan los recuerdos de jardines ya idos. Qué bonita prosa, cuantas imágenes. Muchas veces paso de largo por mi infancia y te leo y recalo en ella. También me sucede cuando escribes cosas llenas de sensualidad y erotismo. Muy inspiradora!!! Gracias.

    • Ana Maria, no sabes cuanto me alegra que mis palabras te puedan provocar recuerdos personales. Me animas a seguir. Un abrazo muy fuerte.

    • rub, para mí, igual que para muchos, el jardín es metáfora de vida donde la naturaleza siempre vence. Besos y abrazos, querido doc.

  2. Precioso texto Anne. “inspirado, respirado”, “divina incandescencia de Una flor…” No tiene desperdicio.
    Un abrazo.
    P.D. Magnifico el cuadro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s