Mi jardín soñado.

931389_10201231969381253_1493219598_n

 Fotografía Annie Leibovitz.

Mi jardín soñado

huele a castañas asadas

a lirios y a jacintos,

sus flores de hielo abren los espejos

bajo el azul de las jaracandas,

podría ser el parque del Retiro

los jardines de Luxemburgo

una plaza de un pueblo boliviano

o la citadela de San Petersburgo.

Podría estar en el confín del mundo,

ser inventado, expandirse en el universo,

sin embargo solo existe cuando me besas,

en el coto cerrado de nuestro abrazo.

18 pensamientos en “Mi jardín soñado.

  1. Una fotografía extraordinaria, siempre deseo capturar alguna despedida así…
    El jardín soñado se hace realidad al leer tus letras…, en el confín del mundo, en el sur, en el Cabo de Hornos donde se juntan los océanos…
    Mucha vibra en este poema…
    Un saludo
    Carlos

    • Carlos creo que cualquier fotógrafo desea capturar una foto así (aunque creo que tiene mucha mise en scène), en todo caso es una belleza. El jardín soñado, el “hurtus conclusus” tiene que estar en nosotros para poder encontrarlo.Creo.Te agradezco tu comentario tan bonito.
      Un abrazo

    • Muchas gracias querido amigo, eres muy gentil, siempre. La gentileza siendo además una pieza clave para encontrar nuestro jardín.
      Un abrazo

  2. Querida Anne,
    Tu poema es una auténtica joya. No tiene desperdicio, desde el “mi” hasta el “abrazo” todo es armonía. “El coto cerrado de nuestro abrazo”¡qué bonito! Suena a Ángel González.
    Un abrazo

    • Querido Uriz, no sé que decir… gracias no estaría mal! Me honra y me alegra mucho tu comentario. Lo de Ángel Gonzalez se me antoja demasiado!
      Un abrazo

  3. Iba a decir que te has metido en un jardín… Pero, si nos referimos a los que citas, y -en particular- al que sugieres, me da la impresión de que no te has metido, lo llevas incorporado. Eso sí, hay que cuidarlo, es particularmente delicado. Un abrazo fuerte.

    • Así de tarde te contesto Ana, no sabes como lo siento. Gracias por la lectura, el comentario, y, sobretodo, no olvides darle un abrazo a tu padre.
      Otro abrazo para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s