Visitando Normandía. La casa de Prévert.

L´Anse Saint Martin.

 

De: Anne

Para: ti

Enviado: lunes, 18 de julio 2011

Asunto: Prévert

____________________________________________________________________________

 

Ayer, fui a pasar la tarde a Omonville- la- Petite, pueblo donde Prévert  poseía una casa de veraneo donde fue  a morir. Un pueblo del fin del mundo con el sabor áspero del tiempo que se va, sabor de una tierras batidas por un mar que rompe  a golpes  los acantilados pero que, a su vez, acaricia con la espuma de sus olas los prados donde pastan vacas y corderos.

Pasé un rato tan sosegado  que no me resisto a llevarte conmigo…

A la casa de Prévert se llega andando  por un camino bordeado de  flores y  por una acequia que alimenta el lavadero de la granja de Nénette,  campesina amiga que cuidaba  su casa.

 

El cielo estaba encapotado, amenazaba lluvia.  Solo me crucé con un hombre de la aldea. A Prévert le gustaba hablar con la  gente que no lo había leído, en ella encontraba “una resonancia sentimental, pasional, instintiva” de la cual se sentía muy cercano. No me fue difícil  imaginármelo  conversando con él, enterándose de las últimas noticias, contándole chistes,  el rostro envuelto en el humo de un pitillo.

 

La casa de Prévert no se diferencia en nada de las casas del lugar. Una casa de dos pisos, de proporciones modestas, con una fachada invadida por la hiedra y un tejado de pizarra. Una vez franqueada la puerta del jardín  se accede a ella por un camino rodeado de margaritas, lirios, rosales y macizos de hierbas locas que cambian de color con el viento.

 

Del interior de la casa, solo saqué una foto tomada desde  la ventana de su dormitorio.  Murió  en su cama, desde allí veía su jardín, adoraba las flores, las acariciaba al igual que acariciaba la verdad con sus versos, piropeaba su belleza,(” ¡Que tu es belle aujourdhui!” a una rosa transcendida por la luz), no las cortaba nunca, temía su sufrimiento.

Cuando terminé la visita el cielo estaba despejado, de la granja vecina llegaban  efluvios a estiércol y  los gritos de una pelea de ocas.

Al final del camino, muy cercano a su casa, se erige la iglesia y el cementerio donde está enterrado.

 Un montículo de tierra cubierto de flores silvestres donde está plantado un bloque de granito irregular, piedra idéntica a los que separan los campos  en este  fin del mundo que representa el cabo de la Hague para sus moradores.

“La poesía, es lo que uno sueña, imagina, desea y lo que ocurre a menudo. La poesía está en todas partes como Dios no está en ningún lugar. La poesía, es uno de los más verdaderos, de los más útiles, apodos de la vida”. Jacques Prévert.

 

 Espero que este paseo haya sido de tu agrado.

Te mando un abrazo que no puede ser otro que poético, tierno e irónico.

Anne

33 pensamientos en “Visitando Normandía. La casa de Prévert.

  1. Este año no he tenido vacaciones (y ya van seis…), pero es como si acabara de visitar la casa de Prévert.

    Algo es algo, gracias.

    Y saludos, claro (bueeeno, tres besos, pero no te acostumbres 😀 )

    • Alan, me da pena que lleves seis años sin irte de vacaciones. Me consta que por lo menos viajas con la imaginación, y mucho por la fortuna de tus lectores. Me alegra haberte hecho viajar a un sitio donde está lloviendo por cierto.
      Te agradezco los tres besos y te mando otros tres! Coutume oblige!

  2. Percorri há anos as praias da Normandia como forma de agradecimento àqueles que garantiram com corajem e a vida, a liberdadeque hoje tenho.
    Irei aí , um outro dia, agradecer a lição de beleza simples que PREVERT me ensinou com a sua poesia. A alegria de um riso aberto sem pressupostos. A naturalidade de quem tem prazer em falar ou beber um copo com quem “nunca o leu” mas com quem sempre se aprende. A liberdade de quem se encanta com o que o enternece e logo esquece, para poder olhar a novidade . Deixar cair não é perder. É deixar no tempo o que aí teve sentido.
    Obrigado Anne. Há sempre alguém que morre e fica connosco.

    • xico, si estuvieras ahora en el pueblo de Prévert, me odiarías! Está diluviando! Sin embargo, pasar una velada en compañia de Prevert debía de ser muy divertido, era muy gracioso y le gustaba hacer payasadas, (me lo ha contado un amigo suyo, el paisagista que diseño su jardín a quien tengo la fortuna de conocer). La vida de Prévert y su poesía eran un todo, no eran antagonistas. Era un ser auténtico como hay pocos. Creo que tú y yo le tenemos devoción.
      Te mando tres besos de estas tierras, hoy ” Cumbres borrascosas”.

  3. Maravillosos paseo maravilloso rincon y maravillosos versos. Me encanto acompañarte a ver el lecho de este gran poeta. Gracias por tu generosidad al compartirlo con nosotros. Un saludo

    • Concha, creo que te gustaría, es un sitio con mucho encanto… hoy no. Llueve y hace frío.
      Otros tres besos para tí.

  4. Gracias por tan literario y refrescante paseo…ya me gustaría a mí morir en algún remoto Finisterre , plácidamente en la cama mientras el sol muere conmigo en el horizonte…Dios está silenciosamente presente en todas partes…incluso en la belleza y el ingenio de los poemas que escriben aquellos que no creen en Él.
    Saludos

    • arjuna, la fe es una cuestión muy personal. Personalmente respeto los credos, (y no credos), de cada uno. La poesía une los pueblos y las creencias, quizá por esto la ame tanto.
      Un cordial saludo,

  5. No es que lleve seis años sin irme de vacaciones. Llevo seis años sin tenerlas. (Bueno, en honor a la verdad, el verano pasado decidí no trabajar por las tardes; eso es todo).

    A mí también me da pena, y me tiene agotado. pero no te preocupes: eso va a cambiar. 😀

    • No me cabe la menor duda Alan. Como decía Prévert hay que saber flotar y no hundirse, el secreto de la sabiduría, quizá?

    • mercedes, te descibo a tí, así como a todos los que tienen la gentileza de leerme, mis emociones! Eso sí intento hacerlo con ojos de niña, con ilusión, como si fuese la primera vez.
      Un abrazo,

  6. Anne, acabo de regresar de Omonville, donde me has llevado, con una sensación extraña en el alma, y aún huelo la fragancia de las flores y el estiércol de la granja vecina a la casa de Prévert. Es todo tan real como un sueño acabado de soñar, del que puedes recordar todos los detalles.
    Me gusta mucho la definicón de la poesía que hizo Prévert, no la conocía: ¿me la podrías transcribir en su francés original?
    A través de tus palabras esos rincones perdidos de Normandía cobran vida, son seguramente más reales que la realidad gracias a la magia de la literatura, de tu lenguaje que siempre deja un agradable regusto poético. ¡Gracias!

    • Albert, me hace feliz que te haya gustado el paseo. La definición de la poesía la hizo Prévert a André Pozner para el libro ” Hebdromadaires”:
      “La poésie, c´est ce qu´on rêve, ce qu´on imagine, ce qu´on désire et ce qui arrive, souvent. La poésie est partout comme Dieu n´est nulle part. La poésie, c´est un des plus vrais, des plus utiles surnoms de la vie.” Voilà! Mi tradución es muy casera, si hay un fallo me lo dices y lo corrijo!
      Trois bisous depuis un trou normand! Me refería al Calvados por supuesto!

  7. Anne, maravilloso lugar de ensueño que compartes con nosotros. Tus ojos son nuestros ojos, podemos observar, percibir con tu sensibilidad, quizás también estar mágicamente contigo… Las fotografías muy buenas¡
    Abrazos
    C.

    • Carlos, no paramos de echarnos piropos sobre nuestras respectivas tierras. Se lo merecen! Tú me prestas tus ojos y tus sentidos, yo los mios y… le tour est joué! Viajamos en agradable compañia a sitios reconditos. En cuanto a las fotos, la que es buena es la cámara, lo hace todo ella solita!
      Tres besos a la normanda!

  8. Anne
    hoje queria fazer dois comentários:
    Primeiro; aplaudir a lucidez (abertura de espírito) de arjuna. Kundera diz;” é preciso alcançar uma grande maturidade para compreender que a opinião que defendemos é apenas a nossa hipótese profunda,…”
    Segunda; parece-me difícil entender Prevèrt “con ojos de niña”. O Prevèrt que mais me toca é o da linha de:
    Je suis heureuse
    Il m’a dit hier
    Quíl m’aimait
    Je suis heureuse et fière
    Et libre comme le jour
    Il n’a pas ajouté
    Que c´´etait pour toujours

    alguémque já cresceu mas não perdeu a capacidade de encantamento.

    • xico, me parece muy apropiado el comentario de arjuna así como tu cita de Kundera, en cuanto a entender a Prévert con ojos de niña, claro que sí!, siempre y cuando se entienda por ojos de niña, la voluntad de ver el mundo como si fuera la primera vez, entristecerse, rebelarse delante de las injusticias, de la crueldad y chillar a todo pulmón: “ce n´est pas juste!”, no volverse nunca indiferente, blasé. A eso me refería.
      El poema es una maravilla porque es un canto al amor, a la libertad, a la verdad.
      Muchas gracias por recordarmelo.

  9. ¡¡¡ Me tienes loca con tu Normandía !!! Qué cosas más bellas escribes, qué lugares, que fotos… Yo viviría en esa casa ya mismo, ya mismo. Este post, además, me ha permitido conocer la existencia de tal ilustre poeta ¡Gracias mil!

    Besos sonoros y normandos, ¡faltaría más!

    • zambullida, tienes que conocer a Prévert! En cuanto a mi Normandía la quiero desde niña, así que no creo ser muy objetiva! Voy a sacar fotos cuando llueve, ocurre a menudo, y seguro que te gusta menos!
      Trois bises!

  10. Un paseo muy lindo por lugares que desconocía. Me gustó el cierre con la frase de Prévert sobre la vida y la poesía. Es la sensación que me queda después de leer tu texto y ver las fotos. Muchas gracias!

    • blopas, me alegro haberte hecho descubrir el pequeño rincón de Normandia que amaba Prévert. La frase de Prévert sobre la poesía es, la define, por lo menos para mí. Gracias a tí!
      Un abrazo,

  11. Que precioso y extraordinario paseo por la casa de Prevent. Soy un admirador de la obra de Jean Renoir, el cineasta, y que grandes historias Prevent escribió para él y el cine en general. Gracias por este paseo. Un abrazo

    • minicarver, me alegro que te haya gustado el paseo! Ya que eres aficionado al cine, en este pueblito tenían también casa, el matrimonio Racz que se ocupaba del doblaje de peliculas, (doblaron al francés, La naranja mecánica) , así como el señor Trauner que se ocupaba de la decoración de las películas de Orson Welles, Billy Wilder, etc… Curioso salto, él de Holywood a una aldea perdida! Entre amigos dicen que se lo pasaban… de cine!
      Un abrazo,

  12. Me encanta la lluvia, así que no me veo porque habrían de desagradarme las fotos de los días lluviosos. Gracias a ti, estoy aprendiendo francés ¿Cómo se pronuncia bises, por cierto? Soy una pardilla, lo sé.

  13. Hoy me has prestado tus ojos para ver en flash back momentos de la vida de un compañero del alma. Esa sencillez de un hombre que amaba la poesía y que admiraba a Dios respetando sus flores. Un amigo nuestro como lo eres tú, Mercuria de tu páramo, para los que estamos lejos, nos acerquemos a tu paisaje. Un abrazo y un beso Rub

    • No sabes como me alegra, rub, que sientas a Prévert como a un compañero del alma. Así lo siento yo.
      Un abrazo, compañero!

  14. Anne. Soy una enamorada de Francia, de la Francia de los bellísimos pueblecitos. Me encant leerte. Me gusta mucho viajar y conozco muchos pueblecitos frnceses. Tus descripciones acompañando las buenas fotogrfias que haces son maravillosas. Me gusto mucho haber conocido a Prevert. Abrazos desde la Normandía gallega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s