Ausencia. Raffaele Pinto, Letizia Caiazzo y Anne Fatosme.

 El soneto de Raffaele le inspiró a Letizia  esta imagen.

 

Rafaelle tuvo la gentileza de dedicarme un poema. No puedo menos que dedicarle un texto inspirado en su soneto 633 que aquí adjunto:

.

No disminuyen, porque te hayas ido,

las ganas de sentir tu cuerpo hermoso

del mío al lado de tu poderoso

corazón cerca de oir el latido.

                    ———-                  

¡No quiere ausencia decir el olvido!

A verte voy aún tan  impetuoso,

a tu lado yaciendo como esposo,

que enciende, con mi sombra, tu sentido.

                     ———–      

¡De ti me quedan dentro los troqueles!

Como la luz en cobre plateado

que deja su impresión para que luego

                      ———-

de la imagen querida salga el fuego,

así en un cuarto oscuro y deseado

te guardo para cuando te reveles.

                    ———-

Para Raffaele,  mi réplica en prosa, con todo mi respeto y cariño:

.

Los esqueletos negros  de los olmos  crucifican de sombras la frialdad de mi lecho. El centro duro de la noche agrieta mi cuerpo de besos helados.  Los ojos en las manos me sepulto bajo la soledad de la sábana donde tú y yo desafiábamos las leyes de las matemáticas.

 En el cuarto oscuro de mi deseo me enrollo  alrededor de tu recuerdo, bombilla roja encendida en la cavidad de tu almohada. Te revelo en silencio. Tu imagen se vuelve exacta en el fondo de la cubeta, se mueve, se libera de las pinzas y me asalta  -¡Que contrasentido, amor, asaltar a tu prisionera!- te murmuro al oído. Bajo la calidez de tu imprenta, me deshago como fruta demasiado madura, me emborracha el perfume de tu savia y tu cuerpo pesa más que todos mis anhelos tejidos con el hilo inconsistente de unos días que te pertenecen.

Me extiendo como el mar en la tibieza de nuestra cama. Bajo los alisios de mi aliento, derivamos  en la bruma perezosa de tus ojos. Destejo mi sudario. Tu piel salpicada de  escamas, brilla. A  tu oído me acerco y te murmuro con lascivia, que contra mi flanco te quedes, amor, diecinueve días y quinientas noches, alumbrado por esta marea subterránea tan verde y tan azul,  esencia de tus caricias.

.

P.S. “diecinueve días y quinientas noches”. Joaquín Sabina

 

——————————————

VERSION ITALIANA. 

El soneto de Raffaele en italiano, su idioma: 

.
Perché sia andata via non si riduce
la voglia di sentire il tuo bel corpo
vicino al mio e del tuo poderoso
cuore vicini i battiti sentire.
Assenza non vuol dir dimenticare!
…Così impetuoso ancora a te io vengo,
giacendo accanto a te come uno sposo,
che l’ombra mia ti accende tutti i sensi!
Di te lo stampo m’è restato dentro!
Come la luce che in rame argentato
lascia una traccia perché poi si possa
il fuoco dell’immagine ottenere,
del desiderio nella stanza oscura
aspetto che tu infine ti riveli.

.

Y mi réplica traducida al italiano por Raffaele:

.

Gli scheletri neri degli olmi crocifiggono di ombre il mio letto. Il centro duro della notte spacca il mio corpo con baci gelati. Con gli occhi nelle mani mi seppellisco sotto la solitudine del lenzuolo in cui io e te sfidavamo le leggi della matematica.
Nella camera oscura del mio desiderio mi avvolgo attorno al tuo ricordo, lampadina rossa accesa nell’incavo del tuo cuscino. Ti sviluppo in silenzio. La tua immagine diventa esatta sul fondo della vaschetta, si muove, si libera delle pinze e mi aggredisce. -Che controsenso, amore, aggredire la tua prigioniera- ti mormoro all’orecchio. Sotto il calore della tua stampa, mi disfo come frutta troppo matura, mi ubriaca il profumo della tua linfa e il tuo corpo pesa più di tutti i miei aneliti, tessuti con il filo inconsistente di giorni che ti appartengono.
Mi propago come il mare nel tepore del nostro letto. Sotto gli alisei del mio respiro ripieghiamo nella bruma pigra dei tuoi occhi. Scucio il mio sudario. La tua pelle schizzata di squame, brilla. Mi avvicino al tuo orecchio e ti mormoro con lascivia di restare al mio fianco, amore, diciannove giorni e cinquecento notti, illuminato da questa marea sotterranea così verde così azzurra, essenza delle tue carezze.

P. S. “Diciannove giorni e cinquecento notti” è il titolo di una canzone di Joaquím Sabina.

24 pensamientos en “Ausencia. Raffaele Pinto, Letizia Caiazzo y Anne Fatosme.

  1. Me gustan tanto la pintura como el soneto de tu amigo. En tu texto he encontrado varias frases que me han sorprendido. No sé con cuál de ellas quedarme. Tal vez con “me emborracha el perfume de tu savia y tu cuerpo pesa más que todos mis anhelos tejidos con el hilo inconsistente de unos días que te pertenecen.”

    • Zambullida, tienes razón, tanto el soneto de Raffaele como la fotografía son muy bonitos. En cuanto a mi texto…por lo menos te ha sorprendido!
      Un abrazo,

    • Juanjo, hace años seguí unos cursos de fotografía, me encantaba revelar en la oscuridad rojiza y ver surgir sobre el papel en blanco una imagen. Me parecía mágico, una experiencia entre el sueño y la realidad. Se nota que eres fotógrafo porque creo que este proceso ha ido a parar al mismo sitio que los caretes. En el cajón del olvido. Me estoy poniendo cursi. Stop. Besos.

    • Siento contestaros a todos con tanto retraso, pero, al tener gripe, ayer no lo pude hacer. No besos a todos por posible contagio.

    • rub, es una experiencia muy estimulante la de unir varias formas de expresión para crear un mundo pequeño, sí es seductor mucho mejor! Feliz año querido rub!

  2. Coincido con Zambullida respecto de que el texto tiene grandes construcciones (como el ejemplo que cita), buen trabajo en conjunto con Letizia y Raffaele.
    Y después mi relato navideño era “caliente… 🙂
    Te deseo un genial comienzo de año, Anne!
    Buena suerte y más que suerte!

    • Gracias MX, en cuanto a mi relato no dice nada de indecoroso, quizá pueda sugerir, (ji, ji, ji), en todo caso desvela pero no enseña!
      Te deseo a ti también un año genial!

  3. “A tu oído me acerco y te murmuro con lascivia, que contra mi flanco te quedes, amor, diecinueve días y quinientas noches, alumbrado por esta marea subterránea tan verde y tan azul, esencia de tus caricias”.
    Me quedo con esta frase, porque decir más es arruinar la belleza de tus palabras (y de todo este ejercicio)
    Un abrazo

    • Eres muy generosa con mi escritura chieseli y te lo agradezco de corazón, y tú nunca arruinas nada. no te abrazo ni nada porque la gripe no es un buen regalo.

  4. Que texto tan cargado de metáforas hermosas. Que suerte que te dedicaran unos versos. Poesía, prosa poética. La mejor lectura para el año nuevo. Un abrazo

  5. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  6. muy buen trabajo en conjunto, anne, la poesia, la prosa, la imagen, funcionan por separado pero juntos superan lo particular de cada uno y se convierten en una cosa nueva. eso es lo mejor que se puede esperar de una colaboración.
    muy sensuales los relatos, ambos.
    abrazo. feliz año!

    • g, te doy las gracias en nombre de Letizia y de Rafaelle, a mi también me parece que el conjunto de foto, poesía y prosa se convierten en una manifestación nueva de expresión.
      Un abrazo y hoy, te deseo un feliz día de reyes!

    • minicarver, me encanta interactuar con distinctos modos de expresión, de hecho me parece que una oportunidad que nos brinda la red poco aprovechada. Te doy las gracias en nombre de los tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s