Elucubraciones veraniegas (14)

Nature_morte_aux_fruits,_Fouace

Nature morte aux fruits. Guillaume Fouace.

La casa de veraneo  se ha vaciado de golpe hasta el año que viene.  El olor de las moras cociendo despacio en azúcar de caña envuelve la cocina. En medio del silencio oigo el ruido aterciopelado de la cuchara de madera hundiéndose en la profundidad granate de la cazuela. Al acercar la mezcla hirviendo a la boca para comprobar el punto de cocción, el aroma cálido y dulce resquiebra mi olfato.

 Marie, criada de pueblo, surge empujándome sin miramientos. Le falta sitio para derretir la parafina en un cazo de cobre. Mi abuela trae, arrastrando los pies, unos frascos de vidrio, tintineantes, entre sus manos temblorosas. Detrás de la puerta acristalada, abierta al jardín, mi madre lee recostada encima de una chaise-longue. Mis dos hermanos sentados a sus pies la custodian, hojeando tebeos. Una corriente de aire, un portazo y mi padre entra como un tornado. Las tres hermanas, enrojecidas delante del fogón, giramos la cintura  sonriendo de oreja a oreja. Papa se agacha. Sus labios rozan mejillas, en orden descendente. Su barba cosquillea mi piel. Huele a salitre. Me dice al oído- prueba-.  Me pongo de puntillas y pruebo.

 Me quemo la lengua. Dejo caer bruscamente la cuchara, la cara al ras de la mermelada. Las salpicaduras no me queman el rostro. Manchan el delantal a la altura de la cintura.  La espuma rosada se expende con rapidez desbordándose en cascadas esponjosas por encima de los bordes de la cazuela. Bajo la llama velozmente. Y los pies, con añoranza.

5 pensamientos en “Elucubraciones veraniegas (14)

  1. Tu relato me inunda de ansias de dulces prohibidos por la dieta intransigente. Gracias por permitirme saborear tus palabras.
    Un beso

    • Concha, tú y yo, perdona la metáfora facilona, cocinamos palabras lo mejor que sabemos, un día sí y otro también. Solo por nuestro empeño, somos estu….., te dejo terminar la palabra y te mando un beso.

    • Escribo un texto hablando de reminiscencias infantiles, vía mermelada, y me habla de guerra! Aunque creo tener una imaginación bastante desarrollada la verdad es que no capto el mensaje!
      Un saludo de lo más pacífico

  2. ¿Qué tal la vuelta al mundo real? a la jungla de asfalto en la que nos movemos. Al final de lo vivído en un mundo idílico, el de la infancia.
    La realidad del adulto, sin infancia y sin vacaciones.
    ¿ Más claro ahora ?
    End.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s