Pisco sour

0353
Neruda, al contemplar la bahía de Valparaíso desde la ventana de su casa situada en lo alto del cerro La Florida, escribió:

“¡El Océano Pacífico se salía del mapa!
No había donde ponerlo. Era tan grande, desordenado y azul que no cabía en ninguna parte.
Por eso lo dejaron frente a mi ventana.”

Delante de mi ventana no hay ni océano, ni mar, ni río, ni siquiera un pequeño charco. Pero si un muro cubierto por la exuberancia de una clemátide rebosante de flores azules y malvas donde mis ojos bucean alegres después de tomar unas copas de pisco sour.

3 pensamientos en “Pisco sour

  1. Pisco sour hecho con almibar y unas gotas de Amargo Angostura. Bien helado y en buena compañía. Esa es la mejor receta y el secreto de estado del éxito del pisco sour. Ahora que ya lo sabes, tu condena es volver a este país larguirucho y desconcertante que tiene de desiertos extremos y bosques tupidos, de mares y cordilleras, todo junto y apretado, como las manos tibias que te saludan donde vayas.
    Un abrazo

    • Querida chrieseli, pienso volver a tu país larguiducho pero antes me deberías de dar tu receta del Pisco sour, me encanta. Tengo una, pero no me agrada mucho el resultado. Anda, chrieseli, por favor!
      Un abrazo normando lleno de vacas, de manzanos, de mar, de bosques, (de cordilleras nada), pero todo a escala muy muy reducida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s