¡Esta no soy yo!

1622005_10152409507053582_5674543716174881999_n

Alexander Rodchenko. 

 

 

¡Esta no soy yo!

le chillas al espejo.

Soy otra otra otra

eco eco eco

muy adentro

tan adentro, tan oscuro

que sientes miedo.

Pero allí estás, erguida,

sobre la cuneta de tus venas

haciéndote auto-stop:

rostro jugoso

boca de loba,

deseo a flor de piel,

¡Y el brillo de tus dientes!

¡Y él de tus ojos!

¡Esa eres tú!

¡Te habías olvidado!

¡Mosquetera de ti misma!

¡Caray! ¡ De ti misma!

Esbozas una sonrisa,

de oreja a oreja,

y hambrienta de ti misma,

asciendes a ti misma,

embriagada de ti misma,

despeinada de ti misma,

loca de ti misma,

no coges el ascensor

sino que bajas las escaleras,

de dos en dos, corriendo,

dispuesta a comerte

¡La calle, el mundo,

lo que se te antoje!

Tú misma.

10014706_10203599711333322_1213814200646749131_n

Aubépine. Fotografia Anne Fatosme.

.

.

Sous un ciel d´aubépine

.

 

qui pleure ses pétales

.

je trouve mon refuge

.

mon plaisir et ma peine

.

douceur blanche et rose

.

griffée par les épines

 

.

d´une vie qui n´est plus

.

mais qui pourtant rechigne.

.

.

988433_10203600172184843_8875457127056861083_n

Espino blanco. Fotografía Anne Fatosme.

.

.

Bajo el llanto del espino blanco

.

está mi refugio mi alegría mi pena

.

nube blanca y rosa

.

arañada de espinas

.

vida que se fue

.

y sin embargo rechina.

¡Es mío! ¡Mío, mío!

365954B089D0D0E599D3B08CA40F4577_B1280_1280_1024_682Fotografía Raquel Lopez- Chicheri.

 ¡No me lo quites! ¡Es mío! ¡Mío, mío! ¡Mi mundo es mío! ¡La arena de la playa pegada a mi pies, la sal que me escuece la piel, el olor a algas que impregna mi traje de baño y la piedrecita con forma de corazón que guardo en mi bolsillo, el viento que enreda mi pelo, el sol amarillo, el cielo azul y las gaviotas de mi dibujo, los volcanes y su cimas, los cactus y las palmeras del jardín, mi escondite bajo la escalera, mi parche de pirata, mi espada de palo y el tesoro enterrado bajo la piedra, el caracol y el escarabajo, mi osito de peluche bajo el edredón, la luna detrás de la cortina, el mundo es mío, mío, mío!

Poesía para mis nietos.

10155708_642119385861204_1211071212_n

Fotografía Raquel Lopez Chicheri.  Tristán.

Eres mi anciana juventud

la lluvia sobre la pradera

el iris de mi pupila

la clorofila de mis días

mi trébol de cuatro hojas

eres la promesa el alba

la continuación de mi gesto

(fuerte empuje del columpio)

hacía la galaxia de tu mirada

dulce alunizar de mi vida.